La promesa de la salvación en Génesis 3:15 – Biblia de Jerusalén

¿Qué dice el Génesis 3:15 de la Biblia de Jerusalén sobre la promesa de salvación?

El libro de Génesis es el primero de la Biblia y en él se narra el relato del origen del mundo según la tradición judeocristiana. En el capítulo 3, específicamente en el versículo 15, se encuentra una promesa que es considerada uno de los pasajes proféticos más importante y significativos para entender la historia de la salvación según la Biblia de Jerusalén.

La promesa de la salvación en Génesis 3:15

Génesis 3:15 dice: “Enemistad establezco entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya; esta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el talón”. Este versículo es conocido como el protoevangelio, ya que se cree que contiene la promesa de que a través de la descendencia de la mujer vendría un liberador o salvador que aplastaría la cabeza de la serpiente, simbolizando la derrota definitiva del mal y la restauración de la relación correcta entre Dios y la humanidad.

Este versículo es interpretado como una anticipación del futuro nacimiento de Jesucristo, quien sería el descendiente prometido y cumpliría la promesa de redención para toda la humanidad. A lo largo de la Biblia, esta promesa se desarrolla y se cumple a través del linaje y la historia de las generaciones, hasta llegar al nacimiento de Jesús.

El significado de la promesa de salvación

La promesa de salvación en Génesis 3:15 es de gran importancia teológica, ya que establece la esperanza de redención y restauración para la humanidad. Aunque el pecado y la separación de Dios entraron en el mundo a través de la desobediencia de Adán y Eva en el jardín del Edén, esta promesa revela que Dios nunca abandonaría a su creación y tenía un plan para rescatarla.

La serpiente, que representa al diablo o al mal, sería derrotada por el descendiente de la mujer. Esto simboliza la victoria final sobre el mal y la restauración de la comunión perdida con Dios. Es importante destacar que, al ser una promesa de Dios, su cumplimiento no dependía de los esfuerzos humanos, sino de la fidelidad divina.

El cumplimiento de la promesa en Jesucristo

Aunque Génesis 3:15 no menciona directamente a Jesús, la tradición judía y cristiana ha interpretado este versículo como una profecía mesiánica que encuentra su cumplimiento en la persona de Jesucristo. Jesús, el hijo de Dios hecho hombre, es considerado el descendiente prometido que derrotó a la serpiente y ofreció la salvación a toda la humanidad a través de su vida, muerte y resurrección.

En la cruz, Jesús sufrió y murió, recibiendo heridas en sus manos y pies como simbolismo del cumplimiento de la promesa. Su resurrección posterior revela su poder sobre el mal y la muerte, manifestando su victoria definitiva y garantizando la esperanza de la salvación para todos los que creen en él.

La continuidad de la promesa en la Biblia

La promesa de salvación en Génesis 3:15 es solo el comienzo de una historia que se desarrolla a lo largo de toda la Biblia. A partir de este pasaje, se puede ver cómo Dios continúa trabajando en la historia de la humanidad para cumplir su plan de redención.

A lo largo de las Escrituras, se encuentran más promesas y profecías que apuntan a la venida del Mesías y la salvación que él traería. Estos versículos se entrelazan con la historia de los personajes bíblicos y sus experiencias con Dios, creando un hilo conductor que muestra cómo todo está conectado y dirigido hacia el cumplimiento de la promesa en Jesucristo.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué significa “la mujer” en Génesis 3:15?

En este versículo, “la mujer” hace referencia a la humanidad, representada por Eva como la primera mujer creada por Dios. La promesa de salvación es para todos los seres humanos, no solo para un género en particular.

2. ¿Cómo se relaciona la promesa de Génesis 3:15 con el resto de la Biblia?

La promesa en Génesis 3:15 es el principio de una historia de redención que se desarrolla a lo largo de toda la Biblia. A medida que se desarrollan los eventos y se revelan más promesas, se hace evidente que todo apunta hacia la venida de Jesucristo y la salvación que él ofrece.

3. ¿Por qué es importante entender la promesa de Génesis 3:15?

Entender la promesa de Génesis 3:15 es fundamental para comprender el mensaje central de la Biblia: la redención y la salvación proporcionada por Dios a través de Jesucristo. Este versículo establece la esperanza y la expectativa de un liberador que vencerá al mal y restaurará la relación perdida con Dios. Conocer esta promesa nos ayuda a entender el propósito y la dirección de la historia bíblica y nuestra propia fe en Jesús como el cumplimiento de esta promesa.